Durante la conducción ¿qué es mejor, abrir las ventanas o accionar el aire acondicionado?

Llega el buen tiempo y con él la lucha para combatir el asfixiante calor del verano. Los diferentes sistemas de climatización, se convierten en la solución para aquellos que quieren combatir las altas temperaturas. En páginas como ClimaOfertas.com existen toda clase de aires acondicionados que se ajustan a las diferentes necesidades del hogar. Pero hoy, queremos hablar del aparato de aire acondicionado del automóvil, que aunque no es nuestra especialización, creemos que es importante dar información para un buen uso de estos dispositivos.

Una de las dudas frecuentes a la hora de subir al coche es saber qué consume más: tener las ventanillas abiertas o poner el aire acondicionado. Bien, si sabemos utilizar los dos sistemas, podemos desafiar al calor y ahorrar en el consumo de combustible.Consumo ventanillas bajadas

¿Qué es lo que más consume?

Normalmente dependerá de la velocidad a la que viajemos. Expertos del Departamento de Energía de Estados Unidos nos recomiendan utilizar las ventanillas del coche si no superamos los 70 km/h ya que a mayor velocidad y con las ventanas abiertas la resistencia al aire del vehículo hace que consumamos más energía. El coche es más aerodinámico con las ventanas cerradas, así que a más velocidad, el aumento de consumo puede ser similar al de llevar el aire acondicionado. Por lo tanto a más de 70km/h es mejor si accionamos el aparato de aire acondicionado al 50%. Y a partir de 110km/h es mejor llevar el aire al 100% ya que a esa velocidad con las ventanillas abiertas ocasionaríamos una fuerte resistencia del coche frente al viento y nuestro consumo subiría de manera destacable.

Otros elementos importantes

No solo el consumo está en juego cuando decidimos ir con la ventanilla bajado o con el aire acondicionado encendido. También cabe considerar el bienestar del piloto o los acompañantes. Sin duda, con el aire acondicionado en días de calor, los usuarios del vehículo se verán enormemente compensados frente a abrir las ventanas. La sensación térmica durante la conducción es un factor muy importante.

La acústica en el vehículo

Sin embargo, existe un factor de riesgo muy importante que no se suele tener tanto en cuenta en este ámbito: se trata del elemento acústico. Abrir las ventanas de par permite la entrada de toda clase de ruidos al interior del vehículo, tanto ruidos generados por el propio vehículo (ruedas sobre el asfalto, motor, vibraciones…) externos aquellos emitidos por el entorno (otros vehículos, viento, fábricas, población…)

Avances de la ingeniería acústica en los coches

El elemento acústico es un factor clave, sobre todo si se conduce largas distancias. Mantener un constante flujo acústico de alta intensidad conlleva al estrés o al cansancio del conductor. Según los expertos en ingeniería acústica, el acondicionamiento acústico del vehículo durante la conducción es algo realmente importante. Por ello, las grandes compañías han ido mejorando año tras año la resistencia al ruido todos sus vehículos a través de complejos procesos de auditorías y estudios acústicos.

Las puertas de los coches han sido uno de los elementos que más han mejorado acústicamente hablando. El uso de puertas acústicasdiseñadas para integrar en vehículos ha sido un avance que muchos usuarios de nuevos vehículos notan en sus viajes.

Puertas acústicamente preparadas para coche
Puertas acústicamente preparadas para coche

Si tenemos en cuenta esta información, sin duda, en muchas ocasiones merece la pena utilizar el aire acondicionado.

Un buen mantenimiento es clave para reducir el consumo de carburante

Como en todos los aires acondicionados es importante tener en cuenta el buen estado del aparato. En el caso del coche se recomienda que una vez al año se revise el sistema de climatización. Es mejor hacerlo antes del verano para que funcione correctamente durante los meses de calor. Para ello, debemos asegurarnos que el dispositivo no desprenda olores desagradables, que la temperatura descienda correctamente o que salga una buena cantidad de aire.

La temperatura en la que debemos viajar oscila entre los 20 y 23º C. Por cada grado que bajemos, estaremos consumiendo aproximadamente un 8% más de energía. Si dejamos el coche aparcado al sol, es recomendable que a la hora de entrar, abramos puertas y ventanas para que corra el aire y bajar así la temperatura del interior. Eso permitirá que al encender el aire acondicionado el coche este más fresco y el aire no tenga que usar el doble de combustible para alcanzar una buena temperatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.