¿QUÉ MÉTODO DE INJERTO CAPILAR ESCOGER?

Muchos hombres y mujeres sufren de pérdida de cabello y buscan una solución efectiva para ocultarlo. Aunque hay muchos remedios temporales, lo único realmente permanente es el trasplante, y por ello cada vez existen más personas que se decantan por esta intervención.

Sin embargo, cuando los pacientes se aproximan por primera vez al mundo de los injertos capilares, se encuentran con numerosas dudas que deben resolver. Una de las más importantes es el método, de los dos que se suelen utilizar, que más se adecúa a sus necesidades.

Hay que tener en cuenta también que se tarda varias horas en realizar la cirugía de implante, por lo tanto es importante dejar libre el día por completo y estar mentalmente preparado para ello. Además, debe saberse que la mayoría de los cirujanos querrán afeitar la cabeza del paciente por completo antes de comenzar con el procedimiento, así que necesitará saber si se está dispuesto a hacerlo antes de embarcarse en ello.

Una vez finalizada la cirugía, es muy importante seguir las instrucciones para cuidar bien los injertos. Se deberán consumir también antibióticos y analgésicos durante unos días después de la intervención, para evitar en lo posible cualquier molestia.

Ambos métodos implican una cirugía, por lo tanto es necesaria la consulta al cirujano para que este pueda explicar los pasos de cada procedimiento, además de sus ventajas y desventajas. Sin embargo, es conveniente conocer de antemano las características de cada uno, que son:

El método FUT (Follicular unit transplantation)

Se utiliza la “técnica de la tira” para extraer el cabello que se va a trasplantar (generalmente proveniente de la parte trasera de la cabeza). Es decir, se remueve una tira de cuero cabelludo con sus folículos capilares para trasplantarla en el lugar necesario.

Con este método se pueden cubrir áreas más grandes de calvicie en un menor número de sesiones. Dejará una cicatriz lineal.

Deben optar por este método las personas que tienen grandes áreas de calvicie y a las que les gustaría cubrirlas en el mínimo número de sesiones posibles. También deben tenerse en cuenta la tolerancia del paciente a cortes, suturas y un período de recuperación más largo.

El método FUE (Follicular unit extraction)

Como este método de trasplante capilar no implica extraer toda una tira de cuero cabelludo de la parte posterior de la cabeza como en el anterior, no hay cortes ni puntos de sutura.

El tiempo de recuperación es mucho más rápido y el paciente a menudo puede volver a trabajar al día siguiente. Tampoco hay cicatriz lineal como con el método FUT.

Es un método adecuado para aquellas personas que tienen pequeñas áreas de calvicie y para las que deseen llevar peinados más cortos, además de para personas con estilos de vida activos, como los deportistas.

Se trata de un procedimiento menos invasivo que el método FUT y que implica una recuperación rápida del paciente, por lo que quien no quiera cortes ni puntos de sutura debería, si sus condiciones se lo permiten, decantarse por este método.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.