CUIDADO DE LA PIEL Y EL ROSTRO

No podemos negar que tanto mujeres como varones siempre estamos en busca de productos para proteger y mantener saludable nuestro rostro y cabello.

Consejo 1: Piel y cabello, su salud

Para conservar un cutis y un cabello espléndidos lo más recomendable es una alimentación sana y rica en vitaminas y un correcto cuidado higiénico acompañado de hábitos saludables como el deporte que activen el riego sanguíneo.

Los ejercicios aeróbicos son ideales para quemar grasa, adelgazar y abrir los poros de la piel de forma natural mediante el sudor de nuestro cuerpo. Se trata de ejercicios realizados con una intensidad media durante periodos de tiempo largo, de forma que ejercitamos y mejoramos la función cardiovascular y la capacidad pulmonar.

Es muy importante evitar los excesos de sol. La radiación provocada por el sol, puede generarnos aspectos en la piel que no nos gustan nada, tales como arrugas, manchas solares, quemaduras, melanomas…e incluso cáncer. El cuento al pelo, también se ve afectado por los excesos solares, el cual termina por perder suavidad, se reseca, cambia de color (aclarándose en muchos casos) y queda mucho más quebradizo.

Consejo 2: Piel morena

Para conservar el color moreno, existe un truco de belleza sencillo el cual consiste en aplicar una mezcla de leche fresca y zumo de zanahoria. Estas sustancias nutren la piel y prolongan de una manera natural el color del verano.

También puedes preparar zumos para tomar que beneficien no solo tu piel, sino también el sistema inmune, con muchas vitaminas y minerales y grandes propiedades nutritivas. El Zumo de zanahorias exprimidas es realmente saludable, cuidando de tu piel, nutriéndote e incluso ayudándote a mejorar la visión.

Consejo 3: Poros dilatados

Existen varios trucos de belleza para cerrar los poros dilatados que se describen a continuación:

  • Añadir a la crema para el cutis unas gotas de zumo de limón, remover a fondo y aplicar como máscara, dejando que actúe un rato. A continuación se quita con agua templada, pero suavemente y sobre todo evitando «rascar» los poros.

Una variante del truco anterior consiste en batir un huevo y añadirle media cucharadita de zumo de limón. Luego debe extender esta mezcla por todo el rostro, evitando el contorno de de los ojos y labios; mantenerlo unos veinte minutos y después aclarar con agua templada. Se recomienda aplicar este truco durante la noche, ya que de día los rayos del Sol en conjunto con el limón pueden manchar la piel

  • Mezclar una parte de cuajada sin grasa con dos partes de suero de leche y aplicar como máscara durante un cuarto de hora, luego limpiar con agua templada teniendo en cuenta las mismas precauciones señaladas anteriormente.
  • Apicar en el rostro una mascarilla de arcilla. Se deja por 10 minutos, se retira con agua fría y se pone, finalmente, un astringente.

Consejo 4: Un perfil atractivo

Si quieres que tu nariz parezca más corta porque la tienes demasiado larga y no favorece para nada la apariencia de tu rostro, se debe maquillar del centro hasta la punta con una base más oscura que la que normal se usa.

Consejo 5: Nariz sin brillo

Para que tu nariz no brille ni parezca grasienta, existe un truco de belleza excelente el cual consiste en aplicar, antes del maquillaje, una mezcla en esa zona de una gotita de mascarilla limpiadora o de un astringente con una pizca de arcilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.